2

Restaurante Goyo en Alcocer, Guadajalara

Publicado por el .

Restaurante Goyo

En Guadalajara nos encontramos una serie de restaurantes que son muy recomendables para disfrutar de la buena gastronomía de la zona. Uno de los clásicos es el Restaurante Goyo en donde el turista podrá degustar los mejores platos clásicos y tradicionales de Guadalajara, en un ambiente muy acogedor. Es un restaurante familiar y muy popular en Guadalajara. Es ideal para saborear los productos de la tierra como las Migas de la Mancha, Bacalao con aromas de romero, entre otros muchos platos.

Restaurante Goyo

Es un restaurante que se encuentra en Alcocer, Guadalajara. Es un restaurante en el que las raciones son más que recomendables, ya que nadie sale con hambre de este lugar. Además de buenas comidas, también podemos disfrutar de los mejores vinos de la zona, que son realmente buenos. Es un restaurante del que saldrás muy satisfecho y tu cartera no se verá afectada seriamente, debido a que los precios son bastante recomendables, al igual que este restaurante en Guadalajara.

Dirección: Mayor, 44
Alcocer
Guadalajara 19125

Te puede interesar

2 comentarios

  1.   hoteles marruecos dijo

    Articulo muy interessante. Me gusta tambien los articulos de la pagina absolut marruecos de los hoteles en Marruecos.

  2.   MANU dijo

    Nadie que haya ido por primera vez al restaurante Casa Goyo de Alcocer (Guadalajara), puede hacerse idea, ni por lo más remoto, sospechar de lo que se va a encontrar cuando cruza la puerta. Es un restaurante limpio, cuidado y amplísimo y el personal simpatiquísimo. Algunos dirán que así conocen ellos muchos, pero…cuando llega la comida, es decir lo que han pedido para comer…¡bueno, aquí no hay quien no se quede asombrado! Las raciones no sólo no son generosas, son generosísimas amén de exquisitas. A mí personalmente nunca se me olvodará la cara de asombro de una cuñada que cuando miró de reojo y vió el san Jacobo que le traía el camarero ( con el San Jacobo podían haber comido 5 o 6 personas de buen comer ), por poco le da un tarantán. No hablemos de las platos de migas o de los riquísimos y generosísimos postres. En fín el paraiso de los comilones.

Escribe un comentario