0

La variedad climática de Guadalajara

Publicado por el .

clima1

La provincia de Guadalajara reúne en su territorio diversas condiciones climáticas a causa de su amplia y variada realidad geográfica. Se encuentra situada en una zona de transición entre la España atlántica y la mediterránea.

Su clima se lo ha catalogado como continental, típico de la meseta castellana, por tener  veranos  largos,  secos y calurosos y, en cambio, sus inviernos pese a ser también  largos son muy fríos.  Esto da lugar a primaveras y otoños cortos y templados.

Asimismo, se pueden presentar varios años húmedos seguidos de otros secos, llegando en ocasiones a llover muy poco durante cuatro o cinco, y registrándose después otras cuantas anualidades de grandes lluvias, fuertes tormentas y abundantes nevadas.

Todos estos factores de condiciones meteorológicas variadas, dejan una huella muy importante de su estacionalidad equinoccial (primavera/otoño) en el paisaje, llevando al desarrollo de comunidades vegetales y animales muy distintas y que forman parte de ricos ecosistemas.

Algunos de los animales que se pueden encontrar en  Guadalajara son los mamíferos trepadores como el gato montés, gineta, garduña,  comadreja; mamíferos de interés cinegético; de caza mayor como el jabalí y el corzo; y  de caza menor como conejos, perdices, Pato cuchara y Porrón Común.

Con respecto a la vegetación, posee grandes masas arbóreas de frondosas y matorrales, entre los más destacados se pueden nombrar a los encinares, melojares, hayedo, sabinares y pinares.

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario