0

La historia de Sigüenza (II)

Publicado por el .

Ya para la edad media, la ciudad había recuperado su condición de importancia, lo cual se debió principalmente a la posición privilegiada que tenía, habiendo además recuperado su sede episcopal. Para el año de 1123, Bernardo de Sedirac quien era el arzobispo de Toledo, empezó a realizar obras en la ciudad (luego de haberla reconquistado) siendo una de ellas la que en la actualidad sería la catedral, misma que no finalizó hasta el siglo XVI gracias a la intervención de otros  obispos más que le siguieron a Bernardo.

La plaza porticada que se encuentra a un lado de la catedral se le debe la construcción gracias a la gestión realizada por el cardenal Mendoza, algo que se pudo realizar gracias a su título de canciller de Castilla en el reinado de Isabel la católica, lo cual fue posible a mediados del siglo XV.

Debido a la intervención de varios arzobispos y obispos que han pasado por esta hermosa ciudad de Sigüenza, es que siempre se hace mención de que la historia de la misma tiene un trazado medieval, pues la influencia de estos religiosos  ha estado presente por cerca de 6 siglos, razón por la cual a manera de una impronta religiosa, puede verse evidente su desarrollo cultural, artístico y económico.

De todos estos obispos, se dice siempre que Bernardo de Agén fue uno de los principales que incidió en el nacimiento de esta ciudad de Sigüenza, ya que como primer obispo (algunos lo consideran monjes guerreros) arrebató textualmente la ciudad de los musulmanes, esto en el día de San Vicente mártir y en el año de 1124.

Te puede interesar

Escribe un comentario