0

El Castillo de Pioz, un monumento de cuentos de hadas

Publicado por el .

Cuando hemos visto historietas o simplemente cuentos de hadas en donde existe la presencia de un castillo, un caballero y los diferentes dragones que tiene que combatir el mismo, nos ponemos a pensar si en realidad pudieron haber existido todos estos elementos.

En la provincia de Guadalajara podemos encontrar a 2 de ellos, ya que se conoce bien que en muchos castillos que aquí se disponen, también habitaron algunos caballeros que venían a ser quienes trataban de precautelar la seguridad del rey. Podemos hablar específicamente del Castillo de Pioz, mismo que se encuentra en la parte más alta del poblado que lo acoge. Tanto la aldea como el castillo fueron propiedad del rey Juan II de Castilla, quien de alguna manera decidió que la forma, diseño y estructura de este monumento deba tener algunos aditamentos especiales, que al ser analizados en la actualidad, más pudiese parecer que fueron sacados de aquellas historietas, cuentos y leyendas de antaño.

Y es que al castillo le rodeaba un gran foso con una profundidad muy considerable, la cual llena de agua tenía la intención de impedir que cualquier invasor entre de una manera fácil hacia el recinto del rey. La entrada principal se encontraba para la parte meridional, en donde se podía acceder solamente con el puente levadizo, el cual era de madera. Había también una entrada septentrional, la cual constaba de una pequeña escalerilla que en primera instancia daba acceso hacia el recinto de la ronda. No podemos evitar ver la presencia de algunos torreones que se distribuyen tanto en las esquinas como en las diferentes entradas del Castillo.

Te puede interesar

Escribe un comentario